Síndrome postvacacional. ¿cómo superarlo?

Lunes 2 de septiembre, suena la alarma a las 7.30 de la mañana. ¡Es hora de levantarse para ir a trabajar!

 

Muchos de nosotros hemos vivido esta situación ya sea este lunes, el anterior, o la semana pasada. Y es que, volver después de las vacaciones de verano,    es bastante difícil. ¿dónde queda la playa, el buen tiempo, la cervecitas a cualquier hora del día, el aperitivo  antes de comer y la ansiada siesta después de la comida? Pues lejos, ¿verdad? Algunos ya ya ni lo recuerdan…

Seas de los que acaban de volver o no, he aquí algunos consejos para poder superar este “síndrome” y volver con la rutina cuánto antes:

 

  1. Apuntarte al gimnasio : Sí, volver a la rutina se hace más llevadera, creamos o no, si nos apuntamos al gimnasio . ¿y eso? Porque hacer deporte libera endorfinas, libera el estrés y nos pone de mejor humor (sin hablar de los cambios físicos)
  2. Lee un libro antes de ir a dormir: Intenta desconectar de la rutina diaria leyendo un poco, sumergiéndote en la historia que tengas entre tus manos  y olvidando que al día siguiente hay que volver a trabajar.
  3. Organiza planes entre semana y el fin de semana:  tal y como citamos en el paso, dedicar un ratito del martes a pensar qué harás el jueves o el viernes ayuda a que se haga el día más llevadero. Si no tienes con quien salir porque el resto de tus amigos tienen sus planes o no disponen de tiempo, apúntate alguna página de conocer amigos como puede ser la de eventossingles.com
  4. Conoce gente. A veces pensar que volvemos a la rutina no sólo implica el trabajo, si no a los amigos. ¿Quieres cambiar, ampliar tus amistades? Conoce gente en eventos que se organizan con ese fin. ¡los hay en todas las ciudades! Busca la tuya y empieza a conocer gente desde hoy mismo!
  1. ¿Qué tal si aprovechamos los días del espectador para ir al cine? Aprovecha el miércoles para desconectar yendo al cine, ¡ las entradas son mucho más baratas!
  2. En tu trabajo, márcate nuevos retos, propón a tu jefe ideas nuevas e intenta innovar en lo que te permitan! Es otra muy buena manera de empezar a hacer cosas “diferentes”
  3. ¿Qué tal si planeas la próxima escapada? También te ayudará a superar este síndrome ;).
  4. Apúntate  también a algún curso de algo que siempre te habría gustado saber: Cocinar, tocar la guitarra,  inglés….  Esta actividad compaginada con el gimnasio hará que tus semanas pasen mucho más rápido.

 

Muchas veces estos síndromes están presentes por nuestros propios pensamientos del tipo: “Vuelvo de vacaciones, voy  a tener el síndrome postvacacional o a pasarlo mal” , es decir, sólo están porque nosotros mismos permitimos estos pensamientos, así que lo que tenemos que hacer es evitarlos y cambiarlos por otros del tipo: Voy a vivir  el momento a  disfrutar de la vida y pensar que siempre, lo mejor, está por llegar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: