Viajes monoparentales

Hasta no hace muchos años, viajar por placer era un privilegio del que podía disfrutar una parte muy pequeña de la población.

Ni los transportes  ni las carreteras favorecían esta actividad, tanto por su carestía como por lo incomodos que resultaban y la cantidad de tiempo que se necesitaba para desplazarse a cualquier lugar, aunque fuera cercano.

Poco a poco, los medios de transporte se modernizaron, las carreteras estrechas y sinuosas se convirtieron en autopistas, se abarataron los costes de los desplazamientos y las grandes ciudades se convirtieron en algo mas que grandes.

Y entramos sin darnos cuenta en la era de los “viajes”. Salidas de fin de semana, de uno o dos días, con grandes atascos en las carreteras principales de las ciudades, salidas en puentes, en vacaciones de navidad, semana santa y las larguísimas vacaciones de verano.

Ya no solo se producían los desplazamientos en coche, sino que se convierten en habituales los desplazamientos en avión, tren, barco..

Y  hoy día es casi en una costumbre irrenunciable para las familias, sobre todo para las que viven en ciudades, salir de  viaje en cuanto el trabajo y el colegio de los niños lo permite.

Estas salidas familiares, con la proliferación de las familias monoparentales, han incrementado su frecuencia. Por que? La razón es sencilla: que hacer cuando toca el turno de ocuparse de los niños, para que no se aburran?

Parece q cuando la familia es biparental se hace mas fácil el salir y viajar con tus hijos.
Al final la pareja forma un equipo que facilita la movilidad y el cuidado de los hijos cuando estas fuera de casa.
Todo esto se hace muy pesado y cansado para un solo adulto responsable, ya sea el padre o la madre, que tiene que tirar de los hijos cuando se van de viaje.

Es por eso que cada vez están proliferando mas las empresas dedicadas a organizar viajes para familias monoparentales, o también llamados “viajes para singles e hijos

Este tipo de organización facilita enormemente los viajes de este tipo de familia.

En primer lugar porque para el single, es confortante el sentirse acompañado por otros singles que se encuentran en su misma situación. Además es un modo de hacer nuevas amistades y quien sabe si algo mas.

Y para los hijos, la perspectiva de viajar en grupo, con su padre o con su madre, pero con un montón de niños muchos de ellos de su edad, no tiene color respecto al aburrimiento que les produce viajar solos con uno de sus progenitores.

Es una buena formula de viaje para quienes están sin pareja y sobre todo para los hijos , que  pasaran unos días muy divertidos y seguro que pedirán repetir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: