Lo que debes saber sobre las citas a ciegas


Una cita es el encuentro entre dos personas que podrían llegar a gustarse de verdad, o no. Esa podría ser una definición muy sencilla de lo que es. Es algo muy común y dependiendo de si hay atracción física, si se está a gusto y lo que suceda en la cita, se puede repetir otra cita para seguir conociéndose, pero… ¿qué pasa si se trata de una cita a ciegas?

Aspectos a tener en cuenta en las citas a ciegas

Una cita a ciegas permite vivir una experiencia diferente porque es inevitable que cada parte se cree unas expectativas, que puede que se cumplan o no. Además resulta algo bastante morboso hasta cierto punto porque en una cita a ciegas, dos personas quedan sin antes haberse conocido en persona.

Las citas a ciegas vienen acompañadas de una mezcla de sentimientos encontrados, una mezcla de ganas de conocer a alguien y otra el temor de que sea alguien con quien no quedaríamos si le conociésemos.

Según los psicólogos es una de las experiencias emocionales más estresantes, pero que no solo puede convertirse en una buena experiencia si todo sale bien sino también porque permite conocerse mejor a uno mismo.

Son ideales para todo el mundo, tanto para aquellas personas que por su ritmo de vida no pueden hacer muchos planes, para quien quiera probar una experiencia nueva o para aquellas personas que se animen a dar el paso y se decidan a conocer a alguien.

Hay que tener en cuenta varios aspectos, como no esperar a la persona de tus sueños y caer enamorado o enamorada. Hay que ir con intención de conocer a alguien y pasar un buen rato. Se aconseja quedar en un sitio público, ten siempre presente el sentido común y sobre todo, si no te gusta la cita, usa la sinceridad y di que no es lo que esperabas, aunque también puedes poner alguna excusa y acabar con la cita.

1 comentario en “Lo que debes saber sobre las citas a ciegas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: